Tipos de indemnizaciones en los accidentes laborales

Tipos de indemnizaciones en los accidentes laborales

Si tienes un accidente laboral, la protección tiende a ser amplia y hay diferentes tipos de indemnizaciones en los accidentes laborales. Tanto es así, que existe legalmente la presunción de que cualquier lesión sufrida por el trabajador durante su jornada constituye accidente de trabajo, salvo prueba de lo contrario.

Además, están protegidos frente a esta contingencia todos los trabajadores por cuenta ajena sin excepción, estén dados o no de alta en la Seguridad Social.

Tipos de indemnización

Como trabajador, es esencial estar informado de tus derechos, especialmente cuando está en juego tu salud, integridad física y capacidad para desarrollar una actividad productiva.

Siempre que sufras un accidente de trabajo vas a tener derecho a indemnización, pero pueden darse diferentes casos y, en consecuencia, existen diferentes tipos de indemnizaciones en los accidentes laborales. Lo vemos.

– Indemnización en caso de fallecimiento. El cónyuge viudo, o el compañero superviviente, tratándose de pareja de hecho, así como los hijos del fallecido, tienen derecho a una indemnización a tanto alzado.

– Indemnización, o pensión en su caso, por incapacidad permanente. Este es el supuesto en que el trabajador queda incapacitado para su trabajo habitual.

– Indemnización por lesión permanente no invalidante. El trabajador no queda incapacitado para trabajar, pero sí con secuelas permanentes que serán calificadas conforme a un baremo legalmente establecido. Dependiendo del grado de la secuela, la cuantía de la indemnización variará. La abona la entidad gestora o mutua colaboradora. Incrementada entre el 30 y 50 %, por cuenta del empresario, en caso de negligencia suya.

– Indemnización por seguro de convenio. Deriva del contrato de seguro cuyo tomador es el empresario y tiene como fin asegurar a los trabajadores. El convenio sectorial fija las cuantías.

– Indemnización por responsabilidad empresarial. Ocurre cuando el accidente tiene su origen en negligencia del empresario o falta de medidas de seguridad o prevención.

Dependiendo de tu caso, podemos asesorarte o ampliar cualquier información que precises.