¿En que consiste la Ley de Segunda Oportunidad?

Ley de Segunda Oportunidad

La conocida como Ley de Segunda Oportunidad permite la exoneración de las deudas o pasivo insatisfecho a las personas físicas, autónomos y consumidores. Es decir, te permite liberarte del lastre de un fracaso económico personal o empresarial. Así, puedes rehacer tu vida sin la carga de las deudas.

De esta manera, las personas físicas abocadas a situaciones de insolvencia pueden apelar al principio de responsabilidad patrimonial de carácter universal que recoge el Código Civil. Si no puedes cumplir con los compromisos que has adquirido, gracias a esta ley encontrarás nuevas salidas razonables.

Eso sí, para acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad es importante que cumplas con los requisitos establecidos. Un abogado experto en Derecho laboral podrá ayudarte en todo el proceso.

Requisitos para acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad

Como abogados laboralistas podemos ayudarte a que te beneficies de la exoneración de deudas gracias a la nueva normativa. Para ello, es importante que seas deudor de buena fe y cumplas con una serie de condiciones.

Concretamente, no puedes haber sido declarado culpable en ningún concurso de acreedores ni haber sido condenado por un delito contra la Hacienda pública, la libertad de los trabajadores o la Seguridad Social.

Además, es importante que hayas intentado conseguir un acuerdo extrajudicial con tus acreedores, que no hayas rechazado una oferta de empleo durante los cuatro años anteriores y que hayas inscrito el beneficio conseguido en el Registro Público Concursal. La solicitud del beneficio ha de acompañarse de un plan de pagos.

Si cumples con estos requisitos y quieres acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad, te hará falta contar con un especialista en Derecho laboral. Como abogados laboralistas podemos prepararte la documentación que necesitas y presentarla ante el juez para que puedas quedar exonerado de tus deudas continuando tu vida sin ese lastre.